-Aikido Vilanova- ESCOLA d´AIKIDO a Vilanova del Vallès, Pavelló Municipal d’Esports C/ Maria Aurèlia Capmany, 2-4 // 08410 VILANOVA DEL VALLÈS,tel 685030502// ADULTS: Classes Dimarts i Dijous de 7 a 8 am i de 19 a 20pm // INFANTIL: Escola FALGUERA; Vilanova del Vallès, de 17 pm a 18pm // EMAIL: aikidovilanovadelvalles@hotmail.com // VISITEU WWW.AIKIDOMAKOTO.COM // Aquest blog és un espai de difusió de l´AIKIDO








jueves, 9 de abril de 2015

Reflexiones de un Aikidoka ( 2 ) ;LAS EDADES DEL PRACTICANTE , sentir el cambio: "crear su/ tu Aikido"


                                     


Ciertamente,  como decíamos en el apartado ( 1 ) de esta misma sección, tratar de definir las etapas y edades del practicante ya es algo sumamente complejo, dado que la subjetividad de las sensaciones y el estado ajeno sobre el propio progreso ( en el mejor de los casos ) conduce a una práctica en contínua evolución.

Pero también es cierto que existen diferentes etapas y momentos y ahora mismo quisiera centrarme en la fluidez. 
Al trabajar técnicas de Aikido, estamos haciendo Aikido? Quiero decir que hay otros/as artes marciales que también disponen de un gran repertorio técnico, incluyendo shiho-nage, kote gaeshi, etc.

Esto, lo que a priori nos dice, es que "éstas" técnicas no son exclusivas del Aikido. Tampoco quizás lo sean de otros tipo de BUDO porque en esencia todas son BUDO siempre que estas tengan "DO".

Al margen de la libertad de interpretación del Aikido, la manera, en mi opinión, en la que nos enfrentamos, resolvemos, diluimos y coordinamos con uke es lo que a grandes rasgos, marca una pauta diferenciadora respecto a otras artes marciales.
Esto podría resumirse en forma de acertijo expuesto más o menos así:
"Cómo hacemos lo que hacemos es lo que nos diferencia, pese a que dentro de lo que hacemos, hayan diferentes maneras de hacer"

 



El trabajo intenso de unificación, armonización del Ki, en ocasiones trasciende al ataque de uke, porque no busca precisamente un tipo de "jutsu" determinado, si no por el contrario, ese momento de contacto inicial, se transforma en una búsqueda natural, no forzada, no impuesta, donde la voluntad de uke no recibe interferencias, y el desenlace se produce de manera armoniosa.

Ambos, funcionando, juntos.

  

La fluidez, el intercambio de energía y el trabajo de ki, en este aspecto, representa un tipo de trabajo a mi juicio relativamente avanzado, donde ya se han superado palancas, luxaciones, y un sinfín de técnicas espectaculares y ya hemos empezado a ser conscientes del dominio que nuestro ego tiene sobre nosotros mismos.

Cuando empezamos a ser conscientes de que existe una batalla interior que librar, es cuando en mi opinión, entramos de lleno en "otro aikido" en el que no tratamos de realizar una técnica, si no que tratamos de "ser la técnica", es decir, que no nos centramos en un brazo, un pie, una posición, si no que nuestra búsqueda reside en la victoria sobre nuestro propio ego.
Después, el trabajo de armonización con uke con desapego, sin lastimarlo sin imposición.

Sin duda, una etapa realmente compleja que no debería calificarse de etapa, puesto no tiene un principio ni fin definido. No obstante, no es fácil diluir nuestro ego, ni es fácil  intentar fragmentarlo en mil pequeños pedacitos puesto el más pequeño de ellos tiene la capacidad para volvernos a encadenar a la "tiranía de nosotros mismos"
cada pedacito de nuestro ego


En este estado, quizás, la búsqueda se centre en un trabajo de unificación verdadero con cualquier persona, obviando el trabajo elaborado de "jutsu y atemis", creeo que nos conduce a un estado que transciende al tatami, va más allá del dojo....Queda, "incorporado en la vida" de una persona y es aplicado en la vida real de una persona.


Fluír libremente al vencer el ego.
Vencer al ego para fluír libremente