-Aikido Vilanova- ESCOLA d´AIKIDO a Vilanova del Vallès, Pavelló Municipal d’Esports C/ Maria Aurèlia Capmany, 2-4 // 08410 VILANOVA DEL VALLÈS,tel 685030502// ADULTS: Classes Dimarts i Dijous de 7 a 8 am i de 19 a 20pm // INFANTIL: Escola FALGUERA; Vilanova del Vallès, de 17 pm a 18pm // EMAIL: aikidovilanovadelvalles@hotmail.com // VISITEU WWW.AIKIDOMAKOTO.COM // Aquest blog és un espai de difusió de l´AIKIDO








miércoles, 25 de enero de 2012

Miyamoto Musashi


Miyamoto Musashi, es casi con total seguridad, uno de los iconos de la cultura japonesa que ha traspasado más fronteras y que va instalándose poco a poco y sólidamente en nuestro mundo occidental. Representación de un tesón por la iluminación del camino de la espada, Musashi aúna los principios samurais recogidos en el hagakure, aunque de un modo totalmente particular. Habiendo enviado a mejor vida,  tras sus dos espadas a todo aquel en un duelo, tuviera el atrevimiento de retarle, eran también numeras las veces en las que Musashi se retaba voluntariamente. Todo un icono de la supuesta imagen de "samurai" aunque interpretada de una manera muy personal, puesto que Musashi no rendía cuentas a nadie, ni tenía especial cuidado de su aspecto.
Afortunamanente, es en su vejez, ya maduro y reflexivo, cuando nos regala el libro de los cinco anillos, una joya que todo aikidoka debería poseer. Aqui os dejo varias portadas con prólogos  introducidos por varios autores





Como en tantos "libros-icono", clásicos de la literatura, existen multitudes de versiones, e interpretaciones, incluso re-invenciones. Hay versiones que nos hablan de las técnicas de Musashi aplicadas a la estrategia del marketing, los mercados, etc.
Seguro que en la India o en Japón, deben tener o tratan de vender un libro que se llama "el Don Quijote empresarial para un mundo moderno", pero a decir verdad, lo expongo únicamente como un ejemplo ligeramente satírico, exptrapolando un elemento de nuestra cultura hacia fuera.
Mi opinión personal es que "EL LIBRO DE LOS 5 ANILLOS" debe ser considerado como un clásico del que nutrirse contínuamente, y a poder ser en su versión más original e  inalterada posible.