-Aikido Vilanova- ESCOLA d´AIKIDO a Vilanova del Vallès, Pavelló Municipal d’Esports C/ Maria Aurèlia Capmany, 2-4 // 08410 VILANOVA DEL VALLÈS,tel 685030502// ADULTS: Classes Dimarts i Dijous de 7 a 8 am i de 19 a 20pm // INFANTIL: Escola FALGUERA; Vilanova del Vallès, de 17 pm a 18pm // EMAIL: aikidovilanovadelvalles@hotmail.com // VISITEU WWW.AIKIDOMAKOTO.COM // Aquest blog és un espai de difusió de l´AIKIDO








martes, 31 de mayo de 2011

Amar ser UKE

Suele ocurrir, que en el desarrollo de una clase, experimentamos sensaciones, producidas en parte por las técnicas, y en parte por las personas ( compañeros )  con las que trabajamos y entrenamos en clase.
El Aikido, parece ser, al margen de una Vía, un "DO" en sí mismo, totalmente autosuficiente y sin necesidades de fundirse con otras artes, un gran compendio de sensaciones únicas.








Dentro de la práctica y el entrenamiento que cada uno realiza en el desarrollo de una clase, donde se relaciona cada  individuo con su profesor o maestro y compañeros, existe también un crecimiento individual como Aikidoka.

Uno de los aspectos que tienen mucho que ver en el progreso de un Aikidoka, es a mi parecer, la voluntad de ser UKE- y esta voluntad en mi opinión, colabora activamente hacia el crecimiento individual.
(NOTA: UKE es aquel que recibe una técnica y TORI es aquel que realiza una técnica)


Si bien es cierto que en un primer contacto con el Aikido, uno siente que no acaba de entender "lo que ocurre" en el desarrollo de una técnica ( en muchas ocasiones, tampoco se acaba de entender tras años de práctica asídua ) ,también es cierto que a medida que va pasando el tiempo y se va progresando en los entrenamientos, se adquiere cierta voluntad de ser UKE que en ocasiones está por encima del deseo de ser TORI.

En este rápido mundo moderno, parece  que todos queremos ser ganadores, y nunca perdedores.
Parece que los "perdedores", no tienen cabida, a no ser que un día se tornen "vencedores".


Acercando ésta idea al Aikido, parece ser como si siempre se deseara ser Tori, y se esquivara siempre el rol de Uke.

Nada más lejos de la realidad.

Recordemos que estos roles de "ganadores" o "perdedores", son conceptos que quizás se den y sí tengan sentido  en otras Artes Marciales o en eventos competitivos, ( y son respetados ), pero no son conceptos que se den en el Aikido.


Faltar a nuestros entrenamientos por causas relacionadas con la pereza o la apatía, si son verdaderos pasos hacia atrás.
No saber educar el ego, no saber trabajar la humildad, crear conflictos sin sentido, no hacer por progresar en las "sensaciones" de las técnicas con todos nuestros compañeros, sí son conceptos que nos hacen acercarnos al concepto de "perder".
Sólo hay un contrincante verdadero, y éste es uno mismo. Si uno logra vencerse realmente, podrá vencer los elementos externos. ( Éste es un concepto oriental, expresado también con la idea de "darse muerte a uno mismo")
Todas las victorias y derrotas entonces, son conceptos , sentimientos individualizados, a los que llegamos de la mano de todos.
No tener esta voluntad de progreso y  apartar las dificultades,quizás,  sea lo más cercano a las ideas de "ganadores o perdedores" dentro del Aikido

Éste camino, quizás sea un camino individual que uno necesita hacer de la mano de todos los que le rodean
si desea progresar.


Relacionado con esto, la voluntad de ser UKE, es lo más parecido a la voluntad de aprender.

Ser UKE, en mi humilde opinión, nos enseña a controlar las caídas con precisión ( UKEMIS )
Ser UKE, nos pule, abrillanta y lima nuestro EGO, enseñándonos contínuamente el camino de la humildad, en un mundo donde todos parecen querer pisotear a los demás.
Ser UKE, nos brinda la magnífica oportunidad de sentir las técnicas desde dentro, y por consiguiente, nos prepara para sentir de antemano, las emociones y/o sensaciones que se experimentan en cada técnica
Amar ser UKE, es un gesto desinteresado que exclama " ENSÉÑAME POR FAVOR!"
Ser UKE, además, es una responsabilidad en primera persona sobre la técnica que se recibe.
Se suele pensar que sólo se aprende siendo Tori, o bien observando a Toris, pero en mi opinión se aprende mucho observando cómo encajan las técnicas los UKES.
Ser UKE, y desear ser UKE, y progresar como UKE, enseña, por ende, un sinfín de sensaciones a medida que uno va progresando como Aikidoka.
Ser UKE, asimismo, ayuda a progresar a TORI, presentando dificultades cuando son necesarias, para realizar correcciones.
Amar ser UKE, además nos familiariza con las sensaciones internas de las técnicas, que nos ayuda a "entender mejor lo que está pasando"




Los conceptos de UKE y TORI, son indisolubles en el Aikido. Siempre seremos UKES y siempre seremos TORIS, pero hacía tiempo que deseaba expresar éstas sensaciones y opiniones personales, hacia "la voluntad de ser UKE, por encima de la de ser TORI", puesto considero que en ocasiones, todos nos centramos demasiado en resolver como TORI, cuando ambas posturas son sumamente importantes, sin conceder más interés en una que en otra.