-Aikido Vilanova- ESCOLA d´AIKIDO a Vilanova del Vallès, Pavelló Municipal d’Esports C/ Maria Aurèlia Capmany, 2-4 // 08410 VILANOVA DEL VALLÈS,tel 685030502// ADULTS: Classes Dimarts i Dijous de 7 a 8 am i de 19 a 20pm // INFANTIL: Escola FALGUERA; Vilanova del Vallès, de 17 pm a 18pm // EMAIL: aikidovilanovadelvalles@hotmail.com // VISITEU WWW.AIKIDOMAKOTO.COM // Aquest blog és un espai de difusió de l´AIKIDO








miércoles, 23 de abril de 2014

Practicar sin EGO para acercarse a la libertad

Ciertamente, tratar de escribir un artículo relacionado con el EGO, debería ser algo más de Jorge Santillán que cosa mía, más que nada por su experiencia como psicólogo veterano o  quizás también pudiera ser tarea de  David Balsera, instructor en Aikido Sabadell, también psicólogo.
 No obstante, me aventuro a ello, relacionándolo con la práctica del AIKIDO.

No voy a definir el ego, ni voy a dar tecnicismos al respecto, pero sí que voy a intentar acercarme desde un punto de vista coloquial, cercano, para tratar de dar una visión particular, que desafortunadamente en mayor o en menor medida, creo se da en las clases y en los cursos, por mencionar lugares que nos son familiares directamente, a la vez que creo se dan, en todos los aspectos y lugares relacionados con la vida cotidiana.

No estoy hablando concretamente de profesores, maestros, instructores, sempais, kohais, alumnos, etc. si no que estoy hablando quizás de todos ellos en general,  porque tengo la sensación de que el EGO, venga de donde venga, es un enemigo a vencer para lograr la libertad .

 Y cuando digo libertad, no me refiero a una libertad ( entendida como un privilegio, o algo por lo que se ha luchado y conseguido ), si no que me refiero a una libertad de pensamiento y sentimiento.

Me refiero a  la libertad de actuación. La libertad de juzgar y ser juzgado, la libertad más básica, esencial, primitiva y pura.

 De entre sus citas más famosas, ya nos decía Sócrates:  "Sólo sé que no sé nada" y esta declaración, entre otras cosas creo que va en la línea de poder ver con claridad que cuanto más se estudia, más se conoce, más se profundiza en el saber de algo, más se es consciente de lo arduo, complejo, difícil, que resulta obtener el conocimiento pleno primero de esa materia en concreto, y a posteriori del conocimiento en sí mismo.


Hay trampas mentales hacia "el camino de la excelencia", y esta búsqueda es quizás algo que alimenta al propio EGO, puesto que "proponer ir hacia", "lograr concretamente aquello que se desea", ir y hacer por conseguir algo concreto, en mi opinión,  " son elementos " , "factores" que determinan ( que son determinantes, decisorios,  )  porque pasan precisamente por el filtro del EGO.
Dejar que las cosas fluyan, aceptar los giros del destino, no parece una actitud que ligue con la  veloz locura capitalista en la que vivimos, donde siempre se busca, inmediatez, satisfacción, rápidas transacciones " porque las pago", y es el "porque las pago" el elemento que justifica cualquier o casi cualquier actuación.
Es el perfecto justificante : " porque lo pago". Lamentablemente, esto es cada vez más común.


Afortunadamente, también existen,  los empresarios, empleados, creativos, creadores, emprendedores, filósofos, amantes del saber de cualquier disciplina, artistas, y en definitiva, personas con sensibilidad, que están precisamente en el camino de la búsqueda desprovisto de ego, sin que eso precisamente, suponga una premisa, un valor al que hay que ceñirse en todos los casos, ni un eslabón que forma parte de la cadena que nos acaba limitando.


La mala notícia, es que no son cada vez más, si no que "son", es decir, existen, pero actualmente, como decía, tener o ir hacia este tipo de cosas con este tipo de actitud es algo que parece ir contra natura, debido en parte, como decía, por esta rapidez de transacciones con ausencia de valores,  que supone el mundo moderno en el que vivimos.

Sacándolo de contexto, da la sensación de que el EGO, forma parte de la personalidad y que es algo que va ligado al individuo y que no puede ser modificado. Jefes, policías, empleados, bomberos, cajeros, recepcionistas, secretarios, directores, estudiantes, cada uno con su propio EGO intocable, no modificable?



Yo creo que sí es posible cuando uno es consciente, o por revelación o sugerencia, de las trampas que nos pone el propio EGO y de ese modo, iniciar un cambio interno.
A veces la vida golpea con dureza y te hace replantearte aspectos, matices, que resultarán determinantes y acabarán por generar una transformación más en tí. ( y digo una transformación más, porque creo que el conjunto de cambios conscientes o inconscientes son los que nos recuerdan de algún modo que estamos vivos. Pasar por la vida, o que esta pase por nosotros, ya es otro cantar )

Todos lo hemos vivido o sentido, cursos, clases, donde todos tratan de enseñarte algo. No digo que esto esté mal ( y no soy yo quién debe juzgar esto ), pero si es cierto que en ocasiones, este intercambio no se hace con desapego, ni con la sinceridad de una transmisión de un concepto y/o idea, técnica, etc, buscando precisamente que esta sea captada, transmitida, etc. Se cae en una trampa en la que se chasquea la lengua, y se "demuestra" lo equivocado que está el otro.
Ya saben de lo que hablo.
Entornos donde todos tratan de demostrarte algo ( y como decía, sin empatía, con  una autojustificación que redunda en autoaprobación )....Alumnos que creen que son algo porque tienen una función determinada en un dojo, en un único dojo. Maestros que se engrandecen por tener una legión de adoradores, clones, copias perfectas.





El concepto de libertad, ego, son cosas que sin duda me vienen grandes, yo creo que sí.
Pero sé ver porque he visto, ( y he visto poco según con quién se me compare )  y creo que todos deberíamos ver mucho. Practicar con muchas personas, más maestros, abrir nuestra mente, salir de nuestra "zona de confort". ( Y aclaro, "según con quién se me compare", únicamente para afirmar que he visto "algo", pero que hay un universo por ver, y ante todo, POR SENTIR. )

Éste es uno de los pilares sobre los que insconscientemente se sustenta mi práctica ( las sensaciones, digo )

Cuando nos corrigen, nos sugieren, etc, uno sabe ver cuando se hace desde el ego y cuando no ( es algo que se siente ) ( y se siente incluso cuando una persona se nos cuela en la cola del supermercado, uno sabe ver cuando ha sido conscientemente o si la persona se ha colado sin darse cuenta. No digo que sea siempre así, pero sí digo que todos tenemos una intuición, una manera de escucharnos. Una manera de escuchar nuestro entorno (aclaro, no digo  "una", hay muchas, digo "una" por "concepto )  Pero también parece que nos han programado desde pequeños para ignorar nuestras sensaciones y eliminar nuestro instinto para muchas cosas, porque lo interesante aqui es formarse para la vida moderna.
Recuperar esas sensaciones, esa libertad para sentir e intuír, es parte del camino, en mi opinión.



Es como si alguien viene a decirte qué debes sentir y cómo debes sentirlo, y que si no lo haces como se te está explicando, está mal.
Creo que aqui el papel de los instructores, profesores, maestros, sempais, etc, es crucial, fundamental, puesto que saber motivar, encender, empujar es un trabajo complejo, "desgastante", a la vez que regenerativo, pleno, satisfactorio. Porque no se afirma una verdad absoluta, se muestra el primer paso únicamente.

El resto del camino debe hacerlo cada individuo y en ocasiones, no caminarán contigo.


 -Ciertamente bajo el nombre del concepto "REVOLUCIÓN", ( ya hablé de ello, en el artículo de este mismo blog...REVOLUCIÓN INVOLUCIÓN... con un matiz similar, ) creo que nos acercamos a un camino mejor, si este está desprovisto de ego. ( Este cambio dentro de nosotros.)

Creo que este ego, ( al que tratamos de ignorar ) alimenta a quién lo posee haciéndole crecerse, rodeado de personajes que también ven crecer su ego, bien por concesión, bien por apego, la seguridad de grupal de personajes afines.
Creo también que en esencia, este es el origen de la trampa mental. Porque engaña, manipula, y es ( para representarlo gráficamente ) como una pelea de niños hablando de que su papá es mejor que el del otro y viceversa ( y quien quiere entender, que entienda ) (...)






También creo que "el camino de la excelencia", "la búsqueda", "el camino" ( y todos los sinónimos relacionados con el tema que nos ocupa ) es algo que es posible. Y creo que es posible crear y crecer desprovisto o desproveyéndose del EGO. Y esa es la práctica que persigo y creo deberíamos buscar.

Tampoco creo, ( por lo menos no ahora mismo, en este momento ) que declarar estos principios, sentirlos, hacer por verlos, sea algo negativo. Hay que tener cuidado de aquello que también se hace desinteresadamente, pero que espera recompensa o reconocimiento. Hay que ver o saber ver, aceptar y aceptar en toda su extensión.

En cualquier caso, no es tarea fácil.
Lograr la auto-aceptación  no es tarea fácil. Ser consciente de las limitaciones del propio entendimiento, de las capacidades físicas de la propia inteligencia. No es tarea fácil.

Mi primo Paul es un parisino que ronda la cincuentena suele decir: "Cada uno piensa al límite de su inteligencia" Y es bien cierto!. Si pudiera pensar mejor, no sería yo, sería otro! si pudiera pensar peor das por sentado lo listo que eres ( revisa, puede que tu ego esté haciendo de las suyas sin que lo sepas!)




Puede que tratar de lanzar puentes para lograr pasar a través del conocimiento, o que el conocimiento llegue a nosotros, lanzando o tratando de lanzar al ego al vacío, sea un gesto del propio ego.


Practicar sin ego para acercarse a la libertad, es posible entonces? que cada uno saque sus conclusiones!


Pero cuidado, se trata de un elemento astuto, y siempre está ahí! justo ahí! siempre!