-Aikido Vilanova- ESCOLA d´AIKIDO a Vilanova del Vallès, Pavelló Municipal d’Esports C/ Maria Aurèlia Capmany, 2-4 // 08410 VILANOVA DEL VALLÈS,tel 685030502// ADULTS: Classes Dimarts i Dijous de 7 a 8 am i de 19 a 20pm // INFANTIL: Escola FALGUERA; Vilanova del Vallès, de 17 pm a 18pm // EMAIL: aikidovilanovadelvalles@hotmail.com // VISITEU WWW.AIKIDOMAKOTO.COM // Aquest blog és un espai de difusió de l´AIKIDO








sábado, 16 de marzo de 2013

Filosofando ( 1 ) : Sensaciones en la práctica : LIBERTAD

La libertad. O bien si no parte de ella. Sentir la libertad, saciarse de ella. La parte de la misma, después de años viviendo anhelando una liberación, consciente o inconscientemente nos impulsa a continuar.
Tener la experiencia cercana de estar tocando un inalcanzable sin saber plenamente qué es lo que se está experimentando. Sin saber qué perseguir.  Ser únicamente consciente de que se está viviendo la experiencia, aunque su intensidad y/o nuestra inexperiencia  nos impida vivirla enteramente en ese instante. Tener una gran masa de la que alimentarse.
 Dejar atrás cualquier sensación de  preocupación, cualquier idea preconcebida en nuestra educación anterior,  cualquier enseñanza impuesta, caducos modus operandi varios, vicios y penurias. Libertad. Gozar de tu propia energía. Sentir de cerca el aliento y la intención, la vida de otra persona. Su corazón, su energía vital. Escuchar tu propio cuerpo, sentir a tu "yo" más íntimo, reclamándote, recordándote, que existe la conjunción, la unión, el equilibrio, dentro de tí, y que estás en el camino de alcanzarla, sentirla, vivirla.

foto del autor



Parafraseando a Platón, "salir de la caverna". Descibrir que todo ha sido y/o es un reflejo y a la vez, tener una cálida sensación de bienestar, de familiaridad. Encontrar lo que se ha estado buscando toda la vida sin ser consciente del concepto de "búsqueda" y menos del hecho de "encontrar".

Una libertad no política, no definida en los libros, no encasillada, no global. Una libertad que no puede expresarse en palabras.
Una sensación interna, personal, íntima, asociativa con quien te ayuda a alcanzar o vislumbrar, percibir, ésa fuente de bienestar, conexión con uno mismo y con el entorno.

Sentir la conexión, como los engranajes cuadran, como sin tener nada que encajar, sentir unidad.
Liberación en el amplio sentido también de ausencia de topes, techos, falsos suelos, inestabilidad producida por la transvaloración.

Plenitud. Una búsqueda contínua de uno mismo desde un punto de vista no egocéntrico, proyectado más allá del "yo" consciente. Algo que trasciende lo nuevo y lo viejo, lo aprendido y lo que queda por aprender.
El propio camino de la creatividad sin intención ni camino.

foto del autor

Una sensación que conlleva la libertad de juicio, de observación, de aprendizaje. Libertad con el mismo sentido con el que un niño investiga, observa, pregunta. Un alivio mental duradero, una especie de pacto de energías, de respeto, donde se tienden manos, puentes, ayudas. Crear una espiral de reacciones libres, desatadas, flotantes, que no comparan, que no limitan, que no imitan.
Limpieza de sentimientos
Libertad de sensaciones
Takemusu AIKI